Por qué las celebraciones de este 4 de julio en Estados Unidos podrían ser más peligrosas que las anteriores

Por qué las celebraciones de este 4 de julio en Estados Unidos podrían ser más peligrosas que las anteriores

Distintas autoridades advirtieron que la mezcla entre el uso de desinfectantes de manos con alcohol y el lanzamiento de fuegos artificiales podría aumentar el riesgo de quemaduras. El riesgo también aplica a la manipulación de parrillas y otros fuegos. Por ello recomiendan el lavado de manos con agua y jabón

La gente ve los fuegos artificiales del 4 de julio desde el parque Hunter Point en los festejos de 2018 en la ciudad de Nueva York
La gente ve los fuegos artificiales del 4 de julio desde el parque Hunter Point en los festejos de 2018 en la ciudad de Nueva York (Eduardo Muñoz Álvarez/Getty Images/AFP)

Autoridades de EEUU advirtieron a la población que el uso de desinfectantes de manos con alcohol podría provocar numerosas lesiones en los festejos de este 4 de julio, fecha de la independencia del país norteamericano.

El Departamento de Bomberos de Greensboro, Carolina del Norte, explicó que el alcohol que tienen los desinfectantes los hace altamente inflamables, y ello convierte en un peligro el uso de fuegos artificiales, tradicionales en la celebración patria de Estados Unidos.

Dee Shelton, educadora en seguridad contra incendios del departamento en Greensboro, señaló que cualquier persona que tenga las manos cubiertas de desinfectante con alcohol podría sufrir, además de quemaduras por fuegos artificiales, lesiones al manipular parrillas, fogatas u otros fuegos. Para reducir el riesgo, Shelton recomienda lavarse las manos con agua y jabón durante los festejos.

De todos modos, la mayor sugerencia es que si una persona utiliza un desinfectante de manos, luego debe asegurarse de que la piel esté totalmente seca antes de encender los fuegos artificiales. Y también comprobar que los envases estén alejados de la pirotecnia.

Alcohol en gel, uno de los desinfectantes más utilizados en la cuarentena por el coronavirus (Shutterstock.com)

Estos consejos tienen lugar en un contexto donde las autoridades sanitarias instan a la población mantener las manos limpias para protegerse del neuvo coronavirus. Los desinfectantes con al menos un 60% de alcohol se convirtieron en una opciones muy populares para los momentos en que no hay agua y jabón cerca.

“Ahora que todo el mundo lo está usando, tenemos que pensarlo bien porque puede ser realmente peligroso”, dijo Shelton.

Un 4 de julio con restricciones

Las restricciones sanitarias ilustran lo que será una celebración particular en Estados Unidos. La fecha también estará marcada por las playas y restaurantes cerradas, shows de fuegos artificiales cancelados, reuniones familiares prohibidas.

En Florida, donde la temporada turística está en pleno apogeo, se han cerrado playas en un intento por frenar este nuevo pico de infecciones, y los municipios han intensificado las medidas de protección de la salud. Y la mayoría de los eventos por el 4 de julio en el estado han sido cancelados. La misma decisión fue tomada en numerosas jurisdicciones del estado de California.

Sin embargo, es otro el panorama en Washington. Con autorización del presidente Donald Trump, el festejo del Día de la Independencia en la capital de EEUU incluirá una de las muestras de fuegos artificiales más grandes de los últimos tiempos.

Los fuegos artificiales estallan sobre el Capitolio de los Estados Unidos y el Monumento a Washington el Día de la Independencia el 4 de julio de 2018 en Washington, DC (Alex Wong/Getty Images/AFP)

El secretario del Interior, David Bernhardt, dijo que los eventos por segundo año consecutivo se centrarán en las fuerzas armadas, incluyendo un “show aéreo como nunca se ha visto”.

“El Saludo a Estados Unidos 2020 del presidente (Donald) Trump será un homenaje patriótico a nuestros hombres y mujeres uniformados”, dijo Bernhardt en un comunicado. El lanzamiento de 10.000 fuegos artificiales a lo largo de una milla “será el más largo de los últimos tiempos”, agregó el funcionario.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, no tiene autoridad para prohibir los festejos que se realizan en tierras federales, pero ha advertido al gobierno sobre los peligros evidentes de concentrar a tanta gente. Bowser considera que este evento no es coherente con las normas de salud.

Washington se encuentra en la fase 2 de sus planes de reapertura y Bowser ha pedido a la población que evite las concentraciones y festeje el 4 de julio en sus casas.

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump y la primera dama Melania Trump en la Casa Blanca mientras se escucha el Himno Nacional antes de que comience el espectáculo de fuegos artificiales en Washington el 4 de julio de 2018 (REUTERS/Joshua Roberts)

Con información de AP

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *