¿Cuáles son los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre?

¿Cuáles son los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre?

Los síntomas de un nivel alto de azúcar pueden pasar desapercibidos, a veces por mucho tiempo. Esto aplica principalmente en el caso de los niños o de las personas que no se chequean con el médico de forma regular.

Los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre se presentan sobre todo en las personas que tienen diabetes. Sin embargo, también pueden ser la consecuencia de algunas enfermedades o de la ingestión de ciertos medicamentos.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que estas manifestaciones clínicas no se pueden tomar a la ligera. Si bien es cierto que son frecuentes entre los pacientes con diabetes tipo 2, no siempre corresponden a dicho trastorno. Por lo tanto, la evaluación médica será fundamental.

¿Qué es un nivel alto de azúcar en la sangre?

El nivel alto de azúcar en la sangre, también llamado «hiperglucemia », tiene lugar cuando el cuerpo no logra mantener un nivel normal de glucosa. Esto ocurre porque el páncreas no produce suficiente insulina.

En ciertos casos, puede ser que las células son resistentes a la insulina. En consecuencia, el páncreas no logra mantener su ritmo y la glucosa comienza a acumularse en el torrente sanguíneo, en lugar de ir a las células.

Se habla de nivel alto de azúcar en la sangre cuando el mismo es superior a 130 mg / dl, antes de una comida; o mayor a 180 mg / dl dos horas después de haber comido. Cuando se superan esos valores se habla de hiperglucemia.

Hay que tener en cuenta que, por lo general, los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre aparecen solo cuando la glucemia es superior a 250 mg / dl. Algunos de ellos se manifiestan en poco tiempo, mientras que otros solo se hacen visibles tras un largo período con la glucemia elevada.

La hiperglucemia puede ser aguda o crónica. La aguda es pasajera, mientras que la crónica tiene lugar a largo plazo. Esta última es la que casi siempre corresponde a un cuadro de diabetes.

Paciente medición glucemia
Cuando los niveles de glucosa están por encima de lo normal durante mucho tiempo, es posible experimentar síntomas. Los casos leves suelen pasar desapercibidos.

Síntomas de un nivel moderadamente alto de azúcar

Cuando el nivel de glucosa en la sangre está un poco por encima del rango normal, durante períodos prolongados, es habitual que aparezcan manifestaciones leves. Estas incluyen los tres típicos síntomas de un nivel alto de azúcar:

Sin embargo, esas manifestaciones no suelen ser intensas, por lo que en muchos casos pasan desapercibidas. Se debe prestar especial atención a los niños, que rara vez perciben esos estados como anormales. En todo caso, lo mejor es hacer una prueba de azúcar para evitar sorpresas.

Lee también: Diabetes en el embarazo: causas y tratamientos

Síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre

Cuando los niveles de azúcar en la sangre son altos, hay cambios en los hábitos de orina y el apetito. La micción excesiva obedece a una reacción biológica y química en el cuerpo. Las células bombean agua al torrente sanguíneo y los riñones son incapaces de reabsorberla, por lo cual hay una expulsión incontrolable de agua.

Esto, a su vez, aumenta la deshidratación y se dan síntomas como la sensación de sed. De otro lado, el bajo nivel de insulina hace que haya más apetito de lo normal. La falta de esta sustancia hace que el azúcar se concentre en la sangre y no sea utilizado por las células para funcionar.

Cuando no se interviene a tiempo, sus manifestaciones son las siguientes:

  • Sed extrema.
  • Vista borrosa.
  • Piel enrojecida, caliente y seca.
  • Aturdimiento o agitación.
  • Somnolencia o dificultad para despertarse.

Asimismo, los síntomas pueden agravarse y causar complicaciones como:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca y pulso débil.
  • Respiración agitada y profunda.
  • Dolor abdominal y vómito.
  • Aliento con olor afrutado y fuerte.
  • Confusión y letargo.
Mujer toma agua de vaso
La constante sensación de sed es una de las manifestaciones clínicas de los descontroles en la glucosa. Ocurre con frecuencia en personas con diabetes.

Otros síntomas

Otros síntomas de un nivel alto de azúcar, que muchas veces aparecen antes de que se diagnostique diabetes, son los siguientes:

  • Pérdida de peso. A pesar de que la persona come más y más, no aumenta de peso, sino que lo pierde.
  • Más infecciones. Se presentan infecciones urinarias y micóticas (hongos y candidiasis). El elevado nivel de glucosa es responsable de esto.
  • Lentitud en la sanación y cicatrización de heridas.
  • Piel seca y picor. Obedece, por lo general, a la deshidratación y a la mala circulación originada por la glucemia alta.
  • Problemas de visión. Hay visión borrosa, también por la deshidratación. Con el tiempo puede dar lugar a problemas graves, como la retinopatía.
  • Dolor de cabeza y dificultad para concentrarse.
  • Estreñimiento crónico o diarrea crónica.
  • Disfunción eréctil.
  • Irritabilidad.

Descubre: Diabetes en niños y adolescentes

¿Qué hacer ante estos síntomas?

Por comunes que puedan parecer, los síntomas de un nivel alto de azúcar no deben pasarse por alto. Ante la sospecha de descontroles en los niveles de glucosa es conveniente acudir al médico.

Si los síntomas son recurrentes, el profesional puede sugerir algunas pruebas complementarias para determinar si hay diabetes. De ser así, orientará hacia un tratamiento adecuado, según el caso.

Fuente https://mejorconsalud.com/sintomas-nivel-alto-azucar-sangre/

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *